lunes, 18 de septiembre de 2017

La carta en la que diputados daneses dan un tirón de orejas a España sobre el referéndum (por EC - El Confidencial)


Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

El Parlamento de Dinamarca (Reuters)

Un grupo de diputados daneses ha enviado una carta al Gobierno de España donde instan a dialogar con Cataluña. El escrito lo ha compartido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y cuenta con el sello del Parlamento de Dinamarca.

martes, 12 de septiembre de 2017

El símbolo de la puerta abierta (por 'mauri')

Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


Aunque pueda parecer trivial, una puerta cerrada dice muchas cosas de un jefe
Esto es una de esas cosas que parece una tontería, pero no lo es en absoluto. Que en un espacio no diáfano – donde hay despachos –  la puerta de un jefe esté abierta, dice mucho de la actitud con los trabajadores.
Las puertas abiertas dan a entender que eres una persona abierta a hablar y a que seas preguntado. Cosa que motiva mucho al trabajador. No hay nada más desmotivador que descubrir que cuando necesitas respuestas de tu jefe éste no sea accesible. Poco menos cuando en la puerta del despacho pone: “Si no eres parte del problema eres parte de la solución”.

lunes, 4 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE: ¿Por qué comer regaliz amargo si el dulce siempre sienta mejor?

Hablábamos en Agosto de la Comunicación y de la Transparencia, refiriéndonos tanto a la empresa como a cualquier contexto comunicativo que pueda acontecer entre dos o más personas, pues en cualquier ámbito en el que exista comunicación ésta debería ser de calidad, debería estar ajustada a su medida idónea y además debería ser clara y sincera con el fin de asegurar el éxito del proceso comunicativo.

Este mes, septiembre, vamos a hablar de otro aspecto que tiene mucha relación con el tema tratado en agosto: la accesibilidad. Entendida ésta como la disposición de cualquier persona, independientemente de la posición jerárquica que ocupe, a estar accesible cuando otro lo requiera.

Para ello voy a utilizar una nueva metáfora con un nuevo condimento, el regaliz. ¿Y por qué el regaliz? Conozcamos un poquito más sobre la raíz de la planta Glycyrrhiza Glabra. Ésta es una planta que crece en el Mediterráneo y en la China, aunque se cultiva en toda Europa y Asia Menor. Se usa para añadir sabor fuerte a cervezas y licores. Pero su sabor también dulce y agradable hace que a menudo se añada al jarabe para la tos para disimular el sabor amargo de algunos de sus ingredientes. Es un condimento que tanto se usa en licores y cervezas para satisfacer el paladar de los adultos, como en jarabes y caramelos para satisfacer el paladar de los niños, por lo que podemos decir que es un condimento accesible a todos los públicos. Pero además es un condimento agridulce, cuya característica se puede asemejar a esa sensación que uno siente cuando no encuentra lo que esperaba encontrar en otra persona. Me explico a continuación.

¿Cuántas veces te has dado de morros contra la puerta de tu jefe cuando tenías algo importante que decirle? ¿Cuántas veces has necesitado hablar con un amigo sobre algo que te estaba inquietando y has visto que se escurría como pez en el agua? ¿Cuántas veces has sido tú el que has puesto impedimentos y excusas cuando sabías que otro tenía que explicarte algo?


En ocasiones no somos conscientes de lo que significa la “disposición a estar accesible”. Es muy fácil decir a otro “para lo que necesites aquí me tienes”, pero lo difícil es mantenerlo y que se cumpla a la perfección, llegado el momento. Y es aquí donde yace lo realmente importante, en el momento en que a alguien le preocupa un tema que necesita compartir y la persona que le tiene que recibir está totalmente dispuesta a escucharle, sin atreverse a posponer lo que para el otro quizás estuviera siendo una agonía.

La accesibilidad no te la van a enseñar en el Instituto ni tampoco en el Máster más caro de la mejor Universidad del Mundo. Esta cualidad, como muchas otras, debes trabajarla dentro del que debería ser tu proyecto vital de mejora continua de tu Inteligencia Emocional. De nada sirve ser una persona con muchísimo conocimiento de un tema, una persona muy resolutiva o capaz de saber encontrar oro de debajo de cualquier piedra, si no estás accesible a escuchar, aconsejar, apoyar o asesorar a quienes te lo estén reclamando. La mayoría de veces uno no se gana a la gente por aspectos tangibles como el dinero o la guapura, sino que son estos aspectos más abstractos como la accesibilidad, la humildad o la empatía los que hacen que un jefe sea un buen jefe, que un líder se rodee de los mejores y que un amigo te demuestre que está también contigo en los momentos difíciles.

Seamos un poco más conscientes de lo que decimos y hacemos; seamos un poco más empáticos y entendamos que igual que nosotros en ocasiones precisamos de ayuda y necesitamos que nos escuchen, también otros lo requieren. Seamos capaces de sacar el juego dulce al regaliz y evitar que predomine su parte agria-amarga. Podemos intentarlo, ¿verdad?


jueves, 31 de agosto de 2017

El mayor problema de la empresa: la falta de comunicación interna (por Joana Sánchez)

 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


La falta de comunicación en la empresa genera pérdida de tiempo y de dinero. Además de provocar malentendidos. Entre los trabajadores es usual que se produzcan conversaciones preocupantes a raíz de un bulo. ¿Habrá despidos? ¿Una nueva incorporación? ¿Quién es el nuevo jefe? ¿Contará con toda la plantilla?

lunes, 28 de agosto de 2017

Inclusión, Transparencia y Cocreación: los tres pilares de la Gestión de Marca Empleadora 2.0 (por Kathiusca Zapata)

 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.





Hace mucho que las empresas dejaron de ser un ideal para las personas, especialmente en tiempos como estos, en los que el desarrollo tecnológico y las oportunidades que este conlleva, han transformado la forma como las generaciones más jóvenes se insertan al entorno laboral.

Por lo tanto, las empresas tienen el gran desafío de calzar con las expectativas de sus potenciales colaboradores, especialmente de los Millennials, considerando que la decisión de entrar a una empresa la suelen tomar guiándose mucho por lo que ven en Internet. Un reporte de Glassdoor indica que `la mayoría de postulantes a empleos lee de 4 a 7 comentarios antes de formarse una opinión sobre una empresa` y, según el estudio de Allegins Group Service Study, `un 69% de personas no tomaría un trabajo en una compañía con mala reputación, incluso si está desempleado`.

jueves, 10 de agosto de 2017

Artículo de comunicación (por David García)



 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este magnífico artículo que David García ha escrito para "Nosotros: las personas", tratando la temática de este mes. Ante todo, agradecer la predisposición y el interés en todo momento con el que David se ha prestado a escribir estas líneas.


Defínase la comunicación como aquel proceso en el cual un emisor transmite un mensaje a un receptor, a través de un canal determinado y mediante la utilización de un código común y, muy importante, en un contexto determinado. En tres líneas, hemos definido el proceso de comunicación desde un punto de vista teórico. Sin embargo, ¿por qué es tan difícil llevarlo a la práctica de forma efectiva en algunas organizaciones actuales?

Actualmente, en muchas organizaciones la comunicación es muy pobre, muy poco efectiva, o prácticamente inexistente. El efecto se agrava todavía más en empresas tradicionales de no muchos trabajadores, fuertemente jerarquizadas, y típicamente gestionadas por una familia. En estas organizaciones, la comunicación no suele ser efectiva, la información no fluye o fluye en direcciones incorrectas, y esto genera una serie de consecuencias que afectan muy negativamente a los miembros de la organización.

Así pues, sabemos que la comunicación poco efectiva o inexistente tiene muchas consecuencias negativas a distintos niveles, pero ¿Qué efectos nocivos tiene en las personas? Nos centraremos en tres efectos principales.

martes, 1 de agosto de 2017

AGOSTO: Procura que tu comunicación no esté ni sosa ni salada



Es posiblemente el aditivo más antiguo y más usado en la alimentación, y uno de los principales pilares de la cocina en cualquier cultura del mundo. Me refiero en esta ocasión a la Sal. Algunos autores culinarios mencionan que el arte de la cocina es, quizás, el lograr saber con certeza cuándo se debe aplicar sal a los alimentos, así como la proporción exacta y el tipo de sal más aconsejable en función de las circunstancias.

¿Es necesario seguir dando datos que me ayuden a justificar por qué este mes acudo a la metáfora de la sal para explicar la comunicación y la transparencia como aditivos más antiguos y claves para asegurar el éxito en cualquier relación humana que se nos ocurra?

Existen diferentes axiomas cuando hablamos de la comunicación, el más conocido es el de la imposibilidad de no comunicar, pues ¡hasta el silencio lo hace!., del mismo modo que la ausencia de sal no hace que cualquier plato pierda su sabor, pues el que un plato esté soso ya nos está transmitiendo algo.

Desde siempre el hombre ha tenido necesidad de comunicarse con quienes le rodean. Gracias a ello estamos donde estamos y somos quienes somos. Independientemente de la cultura, de la época, de la raza, de la religión, de la edad… la comunicación ha existido, existe y existirá, pues como decíamos con la sal en la cocina, la comunicación es uno de los principales pilares de las relaciones humanas.

Pero que exista comunicación no quiere decir que ya todo sea un camino de rosas. Si echas más sal de la cuenta has estropeado el plato, y si te quedas corto alguien te avisará de que ese plato está insípido y necesita que le eches un poco más de sal. Lo mismo ocurre con la comunicación, uno debe saber cuándo intervenir, cómo hacerlo, con qué cantidad o frecuencia y qué tipo de código y canal utilizar. De lo contrario, tenemos todas las probabilidades de provocar un fallo comunicativo.

Además, cuando he introducido la metáfora sal-comunicación, también he aludido a la transparencia. Es muy interesante saber que la sal en su estado puro está formada por pequeños cristales completamente transparentes, pues está compuesta exclusivamente por cloruro sódico. En ocasiones, cuando la compramos, la encontramos con otros colores: blanca, grisácea, rosácea… debido a las impurezas que se acumulan con el tiempo de evolución en las salinas. La comunicación, en su origen, también es totalmente sincera, transparente y emocional. ¿A caso un bebé es capaz de meter impurezas racionales a la comunicación que transmite cuando llora porque tiene hambre o cuando sonríe al ver la cara conocida de sus padres?. ¡Claro que no!

Con el paso del tiempo, las personas vamos evolucionando rápidamente a nivel racional, somos capaces de modificar nuestros pensamientos, nuestras palabras, la forma en la que las expresamos, etc… y con todo ello somos capaces de ocultar información, tergiversarla, modificarla, inventarla… haciendo que la transparencia desaparezca y que ello influya en todo el proceso comunicativo que estemos teniendo con otras personas.
 

Si pensamos en cualquier relación familiar, de pareja, de equipos de trabajo…, estoy seguro que somos capaces de discernir personas que saben comunicar y personas que no saben tanto, al menos con la oratoria. Pero también estoy seguro que sabremos observar que, de entre aquellas que saben comunicar, quiénes lo hacen con más transparencia y quiénes lo hacen con menos. ¡Por la boca muere el pez! que decía mi abuela. ¿Acaso no estamos hartos de ver políticos que saben comunicar, pero que mienten más que hablan?. Éste, sin ir más lejos, sería un problema mayúsculo de comunicación, pues saben cuidar cualquier aspecto de la misma (contexto, registro, palabras…), pero se olvidan el más importante y que le va a dar credibilidad al resto: la transparencia, la sinceridad y la coherencia entre lo dicho y lo hecho.

Sin querer alargar más el tema comunicación-transparencia y la nueva especia que ocuparán las próximas entradas en este blog durante el mes de agosto, simplemente recordar que del mismo modo que nos gusta acertar con la cantidad de sal en los platos que estamos preparando y vamos a servir, también debemos prestar atención a esos pequeños errores que en ocasiones cometemos cuando nos estamos comunicando con otros. Es importante que probemos un sorbito del puchero antes de darlo por terminado para validar su justo punto de sal; asimismo es importante que pensemos bien lo que vamos a decir, cuándo lo vamos a decir y cómo lo vamos a decir.