martes, 17 de octubre de 2017

12 cosas que puedes hacer en redes sociales por tu marca personal (por Armando Ruiz)

Estamos en OCTUBRE, mes del Clavo y de la Marca Personal en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Estos tips te pueden servir como punto de partida para comenzar a construir tu imagen profesional en internet.
En un post anterior te contaba de 7 acciones comunes en redes sociales que dañan a tu marca personal. Bien decía Jeff Bezos que la marca personal es aquello que dicen de nosotros cuando nos retiramos de un lugar. Las redes sociales están llenas de oportunidades de contar sobre nosotros, nuestra vida, seres queridos o trabajo, pero no quiere decir que todo se deba poner.

Dejando atrás el regaño, vale la pena pasar al lado constructivo: ¿cómo poner tus redes sociales al servicio de la construcción de tu imagen personal, la construcción de tu marca o la promoción de tu negocio? No es tan difícil, pero por algo se debe empezar.

lunes, 9 de octubre de 2017

Crece un 35% la marca personal en España como fórmula de empleo y de promoción empresarial (por Solomarketing.es)

Estamos en OCTUBRE, mes del Clavo y de la Marca Personal en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Según un estudio realizado entre enero y septiembre de 2017 por la consultora Prensa y Comunicación, el trabajo de marca personal ha experimentado un crecimiento del 35% entre los jóvenes de 25 y 35 años. Se sitúa así entre una alternativa real para 1 de cada 5 jóvenes a la hora de buscar trabajo.

miércoles, 4 de octubre de 2017

OCTUBRE: Da en el clavo con tu Marca Personal

Desde hace ya unos cuantos años hemos incorporado a nuestra jerga, principalmente en el entorno profesional, el término de la Marca Personal o Personal Branding, entendido como el sabor de boca, la huella, la imagen, la impresión que dejamos en los demás como consecuencia de algún aspecto positivo o negativo que nos hace distintos al resto de personas.

Del mismo modo que los productos tienen marca, las personas, las ciudades, las organizaciones y los grupos también pueden tener un “branding” o marca que les caracterice.

Este mes, el tema de la marca personal lo relaciono con el Clavo, como especia que tiene la capacidad de dar un toque diferente a los alimentos en los que se utiliza.


Este condimento proviene de un árbol nativo de Indonesia y sus botones (flores que no se han abierto todavía) se denominan clavos cuando se secan. Es un condimento básico en la cocina oriental, muy aromático y se puede usar en grano o molido, pero siempre con moderación. Este consejo “siempre con moderación” es debido a su sabor tan característico e intenso y es el que le confiere una “personalidad” que lo hace propio, por ello la relación que hago con respecto a la marca personal.

El clavo se puede usar en la cocción de frutas y verduras, repostería y todo tipo de pastas. Además, se utiliza para dar un toque diferente a vinos calientes y, en medicina, ya que posee propiedades antibacteriales, anestésicas, afrodisíacas, analgésicas, antiespasmódicas y estimulantes.

Estamos inmersos en un mercado laboral competitivo, en el que la mayoría de los profesionales quedan diluidos y sólo destacan o los emprendedores o los polémicos. Diferenciarse surge como un imprescindible, por ello es primordial reforzar la marca personal como si de un producto se tratase.

Tu producto eres tú y tu objetivo es salir en cabeza de lista, logrando destacar y ser el elegido en la búsqueda del propósito por el que uno lucha, junto a muchos otros que también lo estarán haciendo con todo su empeño.


Para ello tienes que tratar de dar visibilidad a tus competencias, experiencia, aptitudes y valores ayudándote de diferentes canales, como pueden ser las redes sociales. Revisa cómo las tienes ahora mismo para ir editándolas y configurando el perfil más adecuado, según sea tu objetivo final.

Según sea este objetivo, tendrás que saber encontrar aquel rasgo o característica que más te pueda diferenciar de tus competidores, para trabajarla y reforzarla aún más y para que sea la insignia de la marca que vas a promocionar y vender.

Una vez determinado tu objetivo, detectadas tus fortalezas y sabiendo el canal que te va a ayudar en tu publicidad, deberás fijarte unas submetas, que te vayan acercando cada vez más a tu objetivo final (encontrar un empleo, emprender un nuevo negocio, ser conocido, etc.).

La consecución de cada objetivo o submeta estará compuesto por un número determinado de tareas que formarán parte de la estrategia y de tu hoja de ruta. Ponte unos plazos para ir consiguiendo cada objetivo, de modo que al estar calendados te impongas a ti mismo cierta presión y no caigas en el olvido de la importancia y el trabajo de tu marca personal precisa.

Haz también una revisión del camino recorrido, observando el punto en el que te encuentras y mirando hacia el objetivo final marcado. De este modo, verás si el enfoque que estás llevando a cabo es el adecuado o, de lo contrario, tienes que desviarte del camino previsto.

Momento ahora de volver a revisar en profundidad tus redes sociales (nunca dejes de hacerlo), editando si hace falta, borrando información que pudiera perjudicar tu marca y añadiendo aquella que la potencie. Sé activo, participa y crea red con otros usuarios.

La hoja de ruta que marcará tu estrategia tiene que ser perfecta, estar bien diseñada y siempre llevada a término con sentido común, con actitud positiva, afrontando inconvenientes, buscando alternativas y demostrando a tu audiencia aquellas capacidades y competencias que te hacen diferente a los demás, que te hacen único.

La perseverancia, el trabajo y una buena red de contactos (networking) serán factores clave para el correcto desarrollo de tu marca personal. Siguiendo estos consejos, estoy seguro que darás en el clavo.


lunes, 25 de septiembre de 2017

Cuando un problema se verbaliza, la presión disminuye (por Gema Guerra)

Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.



Su labor es escuchar. Sin presiones, sin juicios y con el único ánimo de ayudar. Antonio Floriano ha trabajado en el teléfono de la esperanza y ha ejercido más de dos décadas como médico en Aldea Moret. Ahora gestiona el centro de escucha San Camilo y ejerce de presidente en ‘Qué bonita es la vida’, una plataforma recién nacida con un propósito claro: prevenir suicidios. El cacereño pretende a través de este colectivo ejercer una presión para intentar concienciar sobre esta realidad ‘silenciada’. De hecho, hace una semana, el colectivo que preside presentó a la Junta una propuesta para desarrollar medidas que ayuden a normalizar esta problemática social. El teléfono del Centro de Escucha San Camilo es el 616039489 y el Teléfono de la Esperanza de Cáceres es el 927627000.
-¿Por qué deciden centrar esta asociación en la prevención del suicidio?
-Yo trabajo en el centro de escucha y es un tema muy recurrente. Pedro Moreno me dijo que si quería formar con él una oenegé y todo lo que sea para visibilizar esta realidad. Nos damos cuenta de que cada día hay más suicidios en el mundo. Hay un millón de suicidios en todo el planeta al año. Aquí hay 3.000 contabilizados, pero sin registrar habrá muchos más. Y tentativas de suicidios, muchísimas. Todos los que estamos tocando el pulso a la sociedad continuamente nos hemos dado cuenta de que hay que hablar de ello y hay que hacer ver que es más frecuente de lo que creemos. Ya el otro día dimos una conferencia sobre porqué se produce este fenómeno.
-¿Y por qué se suicida la gente?
-La gente está cansada de no ser escuchada, se siente sola, desmotivada, no le ve sentido a la vida. Es una forma de matar su soledad. Es un grito de socorro.
-¿A qué se debe el repunte?
-En la sociedad de ahora es muy difícil encontrar estabilidad. Las redes sociales influyen. Se han perdido valores. Intentan buscar un refugio a esa incomodidad y al no encontrarlo decide optar por esa vía.
-¿Hablar de suicidio ayuda a evitar suicidios?
-Claro que sí. Cuando verbalizas un problema siempre la presión disminuye porque te sientes escuchado, comprendido y acompañado. Hay que ponerlo sobre la mesa. Hay que hacer campañas, debates y hay que desdramatizar la palabra ‘suicidio’ para que la gente vea que así como hay accidentes de coche, hay personas que pueden pasar por ahí en algún momento. La gente tiene miedo hablar del suicidio por el efecto llamada pero hay que tratarlo con normalidad para prevenir que ocurra.
-¿Con cuánta frecuencia reciben alguna llamada relacionada con intenciones suicidas?

-En el teléfono de la esperanza casi todos los días había una llamada. Estamos operativos las 24 horas. Yo he llegado a atender a usuarios a la una de la madrugada por intento de suicidio. La clave es la disponibilidad. Yo por ejemplo atiendo una decena de personas con las que contacto cada día. El propósito es acompañar a la persona. Cuando alguien se siente acompañado, no se suicida.
19 de Septiembre de 2017
http://www.elperiodicoextremadura.com

lunes, 18 de septiembre de 2017

La carta en la que diputados daneses dan un tirón de orejas a España sobre el referéndum (por EC - El Confidencial)


Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

El Parlamento de Dinamarca (Reuters)

Un grupo de diputados daneses ha enviado una carta al Gobierno de España donde instan a dialogar con Cataluña. El escrito lo ha compartido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y cuenta con el sello del Parlamento de Dinamarca.

martes, 12 de septiembre de 2017

El símbolo de la puerta abierta (por 'mauri')

Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


Aunque pueda parecer trivial, una puerta cerrada dice muchas cosas de un jefe
Esto es una de esas cosas que parece una tontería, pero no lo es en absoluto. Que en un espacio no diáfano – donde hay despachos –  la puerta de un jefe esté abierta, dice mucho de la actitud con los trabajadores.
Las puertas abiertas dan a entender que eres una persona abierta a hablar y a que seas preguntado. Cosa que motiva mucho al trabajador. No hay nada más desmotivador que descubrir que cuando necesitas respuestas de tu jefe éste no sea accesible. Poco menos cuando en la puerta del despacho pone: “Si no eres parte del problema eres parte de la solución”.

lunes, 4 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE: ¿Por qué comer regaliz amargo si el dulce siempre sienta mejor?

Hablábamos en Agosto de la Comunicación y de la Transparencia, refiriéndonos tanto a la empresa como a cualquier contexto comunicativo que pueda acontecer entre dos o más personas, pues en cualquier ámbito en el que exista comunicación ésta debería ser de calidad, debería estar ajustada a su medida idónea y además debería ser clara y sincera con el fin de asegurar el éxito del proceso comunicativo.

Este mes, septiembre, vamos a hablar de otro aspecto que tiene mucha relación con el tema tratado en agosto: la accesibilidad. Entendida ésta como la disposición de cualquier persona, independientemente de la posición jerárquica que ocupe, a estar accesible cuando otro lo requiera.

Para ello voy a utilizar una nueva metáfora con un nuevo condimento, el regaliz. ¿Y por qué el regaliz? Conozcamos un poquito más sobre la raíz de la planta Glycyrrhiza Glabra. Ésta es una planta que crece en el Mediterráneo y en la China, aunque se cultiva en toda Europa y Asia Menor. Se usa para añadir sabor fuerte a cervezas y licores. Pero su sabor también dulce y agradable hace que a menudo se añada al jarabe para la tos para disimular el sabor amargo de algunos de sus ingredientes. Es un condimento que tanto se usa en licores y cervezas para satisfacer el paladar de los adultos, como en jarabes y caramelos para satisfacer el paladar de los niños, por lo que podemos decir que es un condimento accesible a todos los públicos. Pero además es un condimento agridulce, cuya característica se puede asemejar a esa sensación que uno siente cuando no encuentra lo que esperaba encontrar en otra persona. Me explico a continuación.

¿Cuántas veces te has dado de morros contra la puerta de tu jefe cuando tenías algo importante que decirle? ¿Cuántas veces has necesitado hablar con un amigo sobre algo que te estaba inquietando y has visto que se escurría como pez en el agua? ¿Cuántas veces has sido tú el que has puesto impedimentos y excusas cuando sabías que otro tenía que explicarte algo?


En ocasiones no somos conscientes de lo que significa la “disposición a estar accesible”. Es muy fácil decir a otro “para lo que necesites aquí me tienes”, pero lo difícil es mantenerlo y que se cumpla a la perfección, llegado el momento. Y es aquí donde yace lo realmente importante, en el momento en que a alguien le preocupa un tema que necesita compartir y la persona que le tiene que recibir está totalmente dispuesta a escucharle, sin atreverse a posponer lo que para el otro quizás estuviera siendo una agonía.

La accesibilidad no te la van a enseñar en el Instituto ni tampoco en el Máster más caro de la mejor Universidad del Mundo. Esta cualidad, como muchas otras, debes trabajarla dentro del que debería ser tu proyecto vital de mejora continua de tu Inteligencia Emocional. De nada sirve ser una persona con muchísimo conocimiento de un tema, una persona muy resolutiva o capaz de saber encontrar oro de debajo de cualquier piedra, si no estás accesible a escuchar, aconsejar, apoyar o asesorar a quienes te lo estén reclamando. La mayoría de veces uno no se gana a la gente por aspectos tangibles como el dinero o la guapura, sino que son estos aspectos más abstractos como la accesibilidad, la humildad o la empatía los que hacen que un jefe sea un buen jefe, que un líder se rodee de los mejores y que un amigo te demuestre que está también contigo en los momentos difíciles.

Seamos un poco más conscientes de lo que decimos y hacemos; seamos un poco más empáticos y entendamos que igual que nosotros en ocasiones precisamos de ayuda y necesitamos que nos escuchen, también otros lo requieren. Seamos capaces de sacar el juego dulce al regaliz y evitar que predomine su parte agria-amarga. Podemos intentarlo, ¿verdad?


jueves, 31 de agosto de 2017

El mayor problema de la empresa: la falta de comunicación interna (por Joana Sánchez)

 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


La falta de comunicación en la empresa genera pérdida de tiempo y de dinero. Además de provocar malentendidos. Entre los trabajadores es usual que se produzcan conversaciones preocupantes a raíz de un bulo. ¿Habrá despidos? ¿Una nueva incorporación? ¿Quién es el nuevo jefe? ¿Contará con toda la plantilla?

lunes, 28 de agosto de 2017

Inclusión, Transparencia y Cocreación: los tres pilares de la Gestión de Marca Empleadora 2.0 (por Kathiusca Zapata)

 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.





Hace mucho que las empresas dejaron de ser un ideal para las personas, especialmente en tiempos como estos, en los que el desarrollo tecnológico y las oportunidades que este conlleva, han transformado la forma como las generaciones más jóvenes se insertan al entorno laboral.

Por lo tanto, las empresas tienen el gran desafío de calzar con las expectativas de sus potenciales colaboradores, especialmente de los Millennials, considerando que la decisión de entrar a una empresa la suelen tomar guiándose mucho por lo que ven en Internet. Un reporte de Glassdoor indica que `la mayoría de postulantes a empleos lee de 4 a 7 comentarios antes de formarse una opinión sobre una empresa` y, según el estudio de Allegins Group Service Study, `un 69% de personas no tomaría un trabajo en una compañía con mala reputación, incluso si está desempleado`.

jueves, 10 de agosto de 2017

Artículo de comunicación (por David García)



 Estamos en AGOSTO, mes de la Sal y de la Comunicación en este Blog. 
Comparto con vosotros este magnífico artículo que David García ha escrito para "Nosotros: las personas", tratando la temática de este mes. Ante todo, agradecer la predisposición y el interés en todo momento con el que David se ha prestado a escribir estas líneas.


Defínase la comunicación como aquel proceso en el cual un emisor transmite un mensaje a un receptor, a través de un canal determinado y mediante la utilización de un código común y, muy importante, en un contexto determinado. En tres líneas, hemos definido el proceso de comunicación desde un punto de vista teórico. Sin embargo, ¿por qué es tan difícil llevarlo a la práctica de forma efectiva en algunas organizaciones actuales?

Actualmente, en muchas organizaciones la comunicación es muy pobre, muy poco efectiva, o prácticamente inexistente. El efecto se agrava todavía más en empresas tradicionales de no muchos trabajadores, fuertemente jerarquizadas, y típicamente gestionadas por una familia. En estas organizaciones, la comunicación no suele ser efectiva, la información no fluye o fluye en direcciones incorrectas, y esto genera una serie de consecuencias que afectan muy negativamente a los miembros de la organización.

Así pues, sabemos que la comunicación poco efectiva o inexistente tiene muchas consecuencias negativas a distintos niveles, pero ¿Qué efectos nocivos tiene en las personas? Nos centraremos en tres efectos principales.

martes, 1 de agosto de 2017

AGOSTO: Procura que tu comunicación no esté ni sosa ni salada



Es posiblemente el aditivo más antiguo y más usado en la alimentación, y uno de los principales pilares de la cocina en cualquier cultura del mundo. Me refiero en esta ocasión a la Sal. Algunos autores culinarios mencionan que el arte de la cocina es, quizás, el lograr saber con certeza cuándo se debe aplicar sal a los alimentos, así como la proporción exacta y el tipo de sal más aconsejable en función de las circunstancias.

¿Es necesario seguir dando datos que me ayuden a justificar por qué este mes acudo a la metáfora de la sal para explicar la comunicación y la transparencia como aditivos más antiguos y claves para asegurar el éxito en cualquier relación humana que se nos ocurra?

Existen diferentes axiomas cuando hablamos de la comunicación, el más conocido es el de la imposibilidad de no comunicar, pues ¡hasta el silencio lo hace!., del mismo modo que la ausencia de sal no hace que cualquier plato pierda su sabor, pues el que un plato esté soso ya nos está transmitiendo algo.

Desde siempre el hombre ha tenido necesidad de comunicarse con quienes le rodean. Gracias a ello estamos donde estamos y somos quienes somos. Independientemente de la cultura, de la época, de la raza, de la religión, de la edad… la comunicación ha existido, existe y existirá, pues como decíamos con la sal en la cocina, la comunicación es uno de los principales pilares de las relaciones humanas.

Pero que exista comunicación no quiere decir que ya todo sea un camino de rosas. Si echas más sal de la cuenta has estropeado el plato, y si te quedas corto alguien te avisará de que ese plato está insípido y necesita que le eches un poco más de sal. Lo mismo ocurre con la comunicación, uno debe saber cuándo intervenir, cómo hacerlo, con qué cantidad o frecuencia y qué tipo de código y canal utilizar. De lo contrario, tenemos todas las probabilidades de provocar un fallo comunicativo.

Además, cuando he introducido la metáfora sal-comunicación, también he aludido a la transparencia. Es muy interesante saber que la sal en su estado puro está formada por pequeños cristales completamente transparentes, pues está compuesta exclusivamente por cloruro sódico. En ocasiones, cuando la compramos, la encontramos con otros colores: blanca, grisácea, rosácea… debido a las impurezas que se acumulan con el tiempo de evolución en las salinas. La comunicación, en su origen, también es totalmente sincera, transparente y emocional. ¿A caso un bebé es capaz de meter impurezas racionales a la comunicación que transmite cuando llora porque tiene hambre o cuando sonríe al ver la cara conocida de sus padres?. ¡Claro que no!

Con el paso del tiempo, las personas vamos evolucionando rápidamente a nivel racional, somos capaces de modificar nuestros pensamientos, nuestras palabras, la forma en la que las expresamos, etc… y con todo ello somos capaces de ocultar información, tergiversarla, modificarla, inventarla… haciendo que la transparencia desaparezca y que ello influya en todo el proceso comunicativo que estemos teniendo con otras personas.
 

Si pensamos en cualquier relación familiar, de pareja, de equipos de trabajo…, estoy seguro que somos capaces de discernir personas que saben comunicar y personas que no saben tanto, al menos con la oratoria. Pero también estoy seguro que sabremos observar que, de entre aquellas que saben comunicar, quiénes lo hacen con más transparencia y quiénes lo hacen con menos. ¡Por la boca muere el pez! que decía mi abuela. ¿Acaso no estamos hartos de ver políticos que saben comunicar, pero que mienten más que hablan?. Éste, sin ir más lejos, sería un problema mayúsculo de comunicación, pues saben cuidar cualquier aspecto de la misma (contexto, registro, palabras…), pero se olvidan el más importante y que le va a dar credibilidad al resto: la transparencia, la sinceridad y la coherencia entre lo dicho y lo hecho.

Sin querer alargar más el tema comunicación-transparencia y la nueva especia que ocuparán las próximas entradas en este blog durante el mes de agosto, simplemente recordar que del mismo modo que nos gusta acertar con la cantidad de sal en los platos que estamos preparando y vamos a servir, también debemos prestar atención a esos pequeños errores que en ocasiones cometemos cuando nos estamos comunicando con otros. Es importante que probemos un sorbito del puchero antes de darlo por terminado para validar su justo punto de sal; asimismo es importante que pensemos bien lo que vamos a decir, cuándo lo vamos a decir y cómo lo vamos a decir.



jueves, 27 de julio de 2017

7 hábitos negativos que debes eliminar para un mejor liderazgo (por Andrea Núñez-Torrón)

Estamos en JULIO, mes del Curry y del Liderazgo en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


Si quieres mejorar tus dotes de liderazgo, es fundamental que trabajes tu actitud y la posición que tomas al emitir retroalimentación hacia tus empleados. Hoy, te recordamos algunos hábitos que debes eliminar.

Encontrar el estilo de liderazgo que mejor se adapte a ti y ponerlo en práctica siempre sin fisuras ni errores es imposible. Todos somos seres humanos y cometemos fallos, tenemos malos días o carecemos de las herramientas adecuadas de dirección y de resolución en determinados momentos. Sin embargo, también podemos intentar corregir aquellas actitudes negativas que merman el talento y la motivación de los trabajadores de un equipo.

5 errores de liderazgo que hasta los mejores responsables cometen

martes, 18 de julio de 2017

La desilusión del liderazgo (por Inés Temple)


Estamos en JULIO, mes del Curry y del Liderazgo en este Blog. 

Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


¿Cuál es la hoja de ruta para que los líderes tomen la iniciativa?

Tres de cada cuatro empleados dicen que su jefe es la peor y más estresante parte de su trabajo y el 65% de los empleados dicen que prefieren un jefe nuevo a un aumento de sueldo. El estudio de Inc.com a 30.000 gerentes que concluye eso también muestra que...

lunes, 10 de julio de 2017

Dejemos de llamar líderes a quienes no lo merecen (por Jaime Bárcenas)

Estamos en JULIO, mes del Curry y del Liderazgo en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Estamos rodeados de un liderazgo ineficaz. En muchas empresas se piensa que nos enfrentamos a una crisis de liderazgo.

Creo que parte del problema de liderazgo es sencillamente lingüística.

Esa “obligada obediencia” – ya sea forzada por ejecutar las evaluaciones de desempeño, la presión por alcanzar metas, la amenaza del rendimiento, u otros medios –, no califica como liderazgo y los ejecutivos en este aspecto tienen una baja calificación. Su trabajo, después de todo, es la dirección. 

Y, aunque los empleados pueden elegir libremente ser parte o no de una empresa, hay pocas opciones al elegir a quién seguir, pues jefe solo hay uno.

lunes, 3 de julio de 2017

JULIO: ¿Cómo ser un buen líder en un Curry de trabajo?

Hace unos días acudí a un taller de liderazgo, en el que se habló de los diferentes estilos que puede adoptar un líder, llegando a la conclusión de que ninguno es bueno por sí solo, sino que un buen líder necesita saber adoptar un rol de liderazgo u otro dependiendo de cuál sea la situación, las personas que forman parte de sus equipos y el momento en el que interaccionan.

Con esto me adelanto al final de este artículo, dando por concluida la “clave” de cuál es el mejor estilo de liderazgo: ninguno por sí solo, sino un mix de todos.

Antes de seguir con los diferentes estilos quiero aclarar un aspecto e introducir el ingrediente o especia que dará juego durante este mes de julio.

En cuanto el aspecto a aclarar, me referiré a que lo que viene a continuación es una clasificación de estilos de liderazgo similar a otras que se puedan encontrar en Internet o en libros que traten sobre esta temática, pero que cada autor los denomina como quiere, del mismo modo que suprime algunos estilos o añade otros que podrían ser igualmente válidos siempre y cuando estén dentro de la definición de líder que sí debe ser aceptada por todos para que estas clasificaciones tengan cierto sentido y validez.

¿Qué es un líder?
Líder proviene del inglés leader, y hace referencia a conducir, guiar, dirigir..., por lo tanto, un líder es el individuo de un grupo que ejerce una mayor influencia en los demás y presenta la habilidad de convencer a otros para que trabajen con entusiasmo y lograr los objetivos definidos. Es en resumen, aquella persona que hace que los demás hagan, pero no por imperativo o rango (eso será un jefe), sino porque los demás le consideran el guía, aprueban y comparten lo que dice y hace y además, y lo más importante, es el propio grupo el que le otorga la categoría de Líder.


En cuanto a la especia de este mes, me gustaría hablar del Curry, pues se trata de un condimento que no existe por sí solo, sino que es una mezcla de otras 16 ó 20 especias, algunas de las cuales ya hemos tenido como protagonistas en meses anteriores: la cúrcuma, la canela, el cilantro, el clavo, el comino, el jengibre, la pimienta, son algunas de estas especias que dan color, olor y sabor al curry. Toda la cocina oriental lo usa, siendo un condimento fundamental en la India, Asia Sudoriental y el Caribe. Esta mezcla de especias casa con esa mezcla de estilos de liderazgo que un buen líder debe saber combinar y compaginar y casa también a la perfección con la idea de que el curry es un equipo de especias diferentes con un mismo objetivo que es el de dar un toque especial a los alimentos preparados, del mismo modo que para que exista un líder deberá haber un equipo de personas, obviamente cada una con sus particularidades, pero todas orientadas a un mismo objetivo.


Vamos ahora a ver esos estilos de liderazgo que deben saberse escoger y compaginar en cada momento:

Para ser líder primero hay que saber liderarse a sí mismo (ser responsable de), por lo que si soy responsable de mi familia, de mi trabajo, de mis promesas… estoy preparado para empezar a adoptar otros estilos de liderazgo. A este se le conoce como el liderazgo interior.

Otro estilo es el liderazgo de frente. Es el líder que toma las riendas del proyecto, la iniciativa, quien desemboza la situación cuando ésta ha quedado bloqueada. Pero que lo hace siempre hacia un objetivo conocido y compartido por todos y siempre dando un paso al frente, abrazando a los demás para que le acompañen en ese paso.

El liderazgo desde atrás, se entiende como el espejo y ayudante del líder de frente. Podría considerarse una figura de apoyo al líder principal o a otra persona que, aun sin ser el líder, puede estar llevando las riendas del equipo, como por ejemplo el jefe o responsable del grupo. Es aquella persona que ha llegado a un pacto con el líder de frente en cuanto a la meta a la que tienen que llegar. Cuando el primero se desvía del camino, el líder desde atrás le reorienta, le corrige constructivamente, porque está saliéndose de los términos pactados. Mientras el líder desde el frente da un paso adelante intentando arrastrar a que todo el equipo también lo dé, el líder desde atrás empuja a quien se queda en una posición de duda, escuchándole, dándole argumentos, empatizando y solventando los errores o gaps que el otro líder haya podido dejar por el camino.

El estilo de liderazgo colaborador se ejerce cuando el líder queda diluido en el equipo. Utiliza el “nosotros” y no tanto el “yo”, permite conocer los puntos fuertes y áreas de mejora de todos los componentes y actúa como director de orquesta, delegando tareas según quiénes pueden hacerlas mejor y con mayor motivación e implicación y confiando en todos y cada uno de los que forman parte del grupo. El líder colaborador se compromete igual que el resto, haciendo su parte del trabajo y aceptando críticas y opiniones, de tal manera que acepta y vende el resultado final como trabajo del equipo sin hacer nunca mención a quién haya podido aportar más o a quién haya aportado menos.

Finalmente, el liderazgo de campo, se ejerce cuando se actúa por intuición. Es la persona que consigue cambiar totalmente el rumbo pactado en un inicio, porque intuye que hay una mejor forma de hacer las cosas. Tiene la capacidad de conseguir que los demás acepten el cambio y tiene el gran reto de encontrar las razones para que ello sea posible. Es un líder que apuesta por la creatividad, que no tiene miedo a equivocarse y que invita a los demás a probar y salirse de los renglones para investigar nuevos campos de trabajo.

En definitiva, el buen líder sabe utilizar un estilo u otro en función del contexto, de las personas y del momento en el que se encuentre. Tiene que conseguir un equipo unido, uniforme y con cierto estilo que lo haga potente y único, al igual que el curry es una especie potente, que difícilmente pasa desapercibida, cumpliendo su objetivo en aquellos platos para los que ha sido elaborada.