martes, 17 de octubre de 2017

12 cosas que puedes hacer en redes sociales por tu marca personal (por Armando Ruiz)

Estamos en OCTUBRE, mes del Clavo y de la Marca Personal en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Estos tips te pueden servir como punto de partida para comenzar a construir tu imagen profesional en internet.
En un post anterior te contaba de 7 acciones comunes en redes sociales que dañan a tu marca personal. Bien decía Jeff Bezos que la marca personal es aquello que dicen de nosotros cuando nos retiramos de un lugar. Las redes sociales están llenas de oportunidades de contar sobre nosotros, nuestra vida, seres queridos o trabajo, pero no quiere decir que todo se deba poner.

Dejando atrás el regaño, vale la pena pasar al lado constructivo: ¿cómo poner tus redes sociales al servicio de la construcción de tu imagen personal, la construcción de tu marca o la promoción de tu negocio? No es tan difícil, pero por algo se debe empezar.

lunes, 9 de octubre de 2017

Crece un 35% la marca personal en España como fórmula de empleo y de promoción empresarial (por Solomarketing.es)

Estamos en OCTUBRE, mes del Clavo y de la Marca Personal en este Blog. 
Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Según un estudio realizado entre enero y septiembre de 2017 por la consultora Prensa y Comunicación, el trabajo de marca personal ha experimentado un crecimiento del 35% entre los jóvenes de 25 y 35 años. Se sitúa así entre una alternativa real para 1 de cada 5 jóvenes a la hora de buscar trabajo.

miércoles, 4 de octubre de 2017

OCTUBRE: Da en el clavo con tu Marca Personal

Desde hace ya unos cuantos años hemos incorporado a nuestra jerga, principalmente en el entorno profesional, el término de la Marca Personal o Personal Branding, entendido como el sabor de boca, la huella, la imagen, la impresión que dejamos en los demás como consecuencia de algún aspecto positivo o negativo que nos hace distintos al resto de personas.

Del mismo modo que los productos tienen marca, las personas, las ciudades, las organizaciones y los grupos también pueden tener un “branding” o marca que les caracterice.

Este mes, el tema de la marca personal lo relaciono con el Clavo, como especia que tiene la capacidad de dar un toque diferente a los alimentos en los que se utiliza.


Este condimento proviene de un árbol nativo de Indonesia y sus botones (flores que no se han abierto todavía) se denominan clavos cuando se secan. Es un condimento básico en la cocina oriental, muy aromático y se puede usar en grano o molido, pero siempre con moderación. Este consejo “siempre con moderación” es debido a su sabor tan característico e intenso y es el que le confiere una “personalidad” que lo hace propio, por ello la relación que hago con respecto a la marca personal.

El clavo se puede usar en la cocción de frutas y verduras, repostería y todo tipo de pastas. Además, se utiliza para dar un toque diferente a vinos calientes y, en medicina, ya que posee propiedades antibacteriales, anestésicas, afrodisíacas, analgésicas, antiespasmódicas y estimulantes.

Estamos inmersos en un mercado laboral competitivo, en el que la mayoría de los profesionales quedan diluidos y sólo destacan o los emprendedores o los polémicos. Diferenciarse surge como un imprescindible, por ello es primordial reforzar la marca personal como si de un producto se tratase.

Tu producto eres tú y tu objetivo es salir en cabeza de lista, logrando destacar y ser el elegido en la búsqueda del propósito por el que uno lucha, junto a muchos otros que también lo estarán haciendo con todo su empeño.


Para ello tienes que tratar de dar visibilidad a tus competencias, experiencia, aptitudes y valores ayudándote de diferentes canales, como pueden ser las redes sociales. Revisa cómo las tienes ahora mismo para ir editándolas y configurando el perfil más adecuado, según sea tu objetivo final.

Según sea este objetivo, tendrás que saber encontrar aquel rasgo o característica que más te pueda diferenciar de tus competidores, para trabajarla y reforzarla aún más y para que sea la insignia de la marca que vas a promocionar y vender.

Una vez determinado tu objetivo, detectadas tus fortalezas y sabiendo el canal que te va a ayudar en tu publicidad, deberás fijarte unas submetas, que te vayan acercando cada vez más a tu objetivo final (encontrar un empleo, emprender un nuevo negocio, ser conocido, etc.).

La consecución de cada objetivo o submeta estará compuesto por un número determinado de tareas que formarán parte de la estrategia y de tu hoja de ruta. Ponte unos plazos para ir consiguiendo cada objetivo, de modo que al estar calendados te impongas a ti mismo cierta presión y no caigas en el olvido de la importancia y el trabajo de tu marca personal precisa.

Haz también una revisión del camino recorrido, observando el punto en el que te encuentras y mirando hacia el objetivo final marcado. De este modo, verás si el enfoque que estás llevando a cabo es el adecuado o, de lo contrario, tienes que desviarte del camino previsto.

Momento ahora de volver a revisar en profundidad tus redes sociales (nunca dejes de hacerlo), editando si hace falta, borrando información que pudiera perjudicar tu marca y añadiendo aquella que la potencie. Sé activo, participa y crea red con otros usuarios.

La hoja de ruta que marcará tu estrategia tiene que ser perfecta, estar bien diseñada y siempre llevada a término con sentido común, con actitud positiva, afrontando inconvenientes, buscando alternativas y demostrando a tu audiencia aquellas capacidades y competencias que te hacen diferente a los demás, que te hacen único.

La perseverancia, el trabajo y una buena red de contactos (networking) serán factores clave para el correcto desarrollo de tu marca personal. Siguiendo estos consejos, estoy seguro que darás en el clavo.